Durabilidad de las Casas de Madera

Cómo mejorar la durabilidad de las Casas de Madera

Durabilidad de las Casas de Madera

En muchos países y pueblos pequeños siguen siendo muy habituales las casas de madera. Aunque en España no son muy comunes debido a la tradición de uso de materiales más resistentes como el ladrillo y el hormigón, las casas de madera siguen siendo muy utilizadas alrededor del mundo como vivienda principal, y ahora están experimentando un nuevo auge causado por la bioarquitectura, ya que las casas de madera reducen el consumo de electricidad y calefacción considerablemente. Pero, ¿cuál es realmente la durabilidad de las casas de madera?

 

Si bien la construcción de casas de madera ha evolucionado considerablemente a lo largo de la historia, aún se conservan edificios de madera con siglos de antigüedad en perfecto estado, como ocurre con el templo Hōryū-ji en Japón, la estructura de madera más antigua del mundo y que data del año 607. Esta es una prueba de que, con el mantenimiento adecuado, una casa de madera bien construida puede mantenerse en pie durante décadas. Sin embargo, existen algunos factores que pueden afectar a dicha durabilidad y resistencia:

 

  • Humedad y ventilación: La aparición de hongos e insectos que aceleran la descomposición y putrefacción de la madera. Esto ocurre cuando la humedad de la casa es superior al 20%, lo que supone un constante cuidado de la edificación para evitar su exposición a la humedad. Para evitar estos problemas, se ha avanzado mucho con el tratamiento de la madera en los últimos años.
  • Microorganismos e insectos: Al igual que con la humedad, algunos insectos atraídos por la madera pueden acelerar su descomposición. Algunos incluso se alimentan de madera, debilitando la estructura hasta el punto de convertirla en inhabitable.
  • Montaje: A la hora de edificar la casa de madera muchos profesionales no cuentan con los conocimientos necesarios para construir un edificio recio y culpan al material de su poca fiabilidad.
  • Fuego: Uno de los factores más peligrosos es el fuego, que es capaz de destruir todo tipo de edificaciones y más si estás son de madera. La madera es un material combustible y altamente inflamable capaz de arder rápidamente en caso de incendio.

 

La durabilidad de las casas de madera puede ser aumentada considerablemente si tenemos en cuenta estos factores y tomamos las medidas pertinentes. Es importante mantener la estructura seca y con una correcta ventilación para evitar la aparición de hongos e insectos, y tomar las precauciones necesarias a la hora de utilizar fuego dentro de las casas de madera.